El blog

el
Lasaña de lentejas

Llevaba tiempo con ganas de comer lasaña. Una de mis recetas favoritas saludable del blog es la lasaña boloñesa saludable. Y es que, a quién no le gusta la lasaña, ¿verdad? Pues bien, hoy vuelvo a hacer este delicioso plato, pero hoy lo hago en su versión vegetariana y sin gluten. Además, la voy a hacer incluyendo legumbres que siempre viene bien para los peques (y no tan peques) de la casa. Sí, como lees, y queda realmente deliciosa. Así que, te comparto la receta para que aprendas a preparar esta lasaña de lentejas vegetariana, sin gluten, saludable ¡y adictiva!

Como sé que hacer lasaña lleva su tiempo, cuando la hago, preparo varias raciones y así la disfrutamos durante varios días en casa (o le llevo a sobrinos y familiares que siempre lo agradecen).

Una ración de lasaña acompañada de una buena ración de ensalada fresca, es un almuerzo nutritivo y completo ¡vamos a por la receta!

Ingredientes de la lasaña de lentejas vegetariana

Para la boloñesa de lentejas vegetariana

— 2 botes de 210 – 250 gramos de lentejas ya cocidas

— 1 cebolla blanca

— 2 dientes de ajo

— 1/2 de vaso de sidra natural de manzana

— Tomate frito natural (un cartón pequeño)

— Aceite de oliva virgen extra

— Sal marina

— Pimienta negra molida

— Pimentón dulce

Para la bechamel

— 3 cucharadas de mantequilla

— 6 cucharadas de harina de arroz (se puede sustituir por la harina que prefieras. La de arroz es para que sea sin gluten)

— 3 vasos (750 ml) de leche de soja sin azúcar o la leche vegetal que más te guste. También puedes hacerla con leche de vaca.

— Sal marina

— Pimienta negra molida

— Nuez moscada

Resto de ingredientes

— 2 calabacines

— Queso rallado. Puede ser tierno o light para quitarle un poco de grasas

— Grasa (mantequilla) para untar el molde.

Nuestra lasaña de lentejas vegetariana, ahora a la cocina

Pelamos y picamos en cuadritos pequeños, la cebolla y los ajos. Los echamos a una sartén grande y lo sofreímos con un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando estén dorados, añadimos las lentejas, previamente enjuagadas y escurridas. Condimentamos con sal marina, pimienta negra molida y pimentón. Pasados unos minutos, echamos la sidra y dejamos que se evapore el alcohol. Tras esto, añadimos el tomate frito y lo dejamos cocinar hasta que reduzca bastante la salsa, unos 10 o 15 minutos a fuego lento, moviendo a menudo para evitar que se pegue. Reservamos.

Precalentamos el horno a temperatura media (unos 180 – 200 ºC).

Para la bechamel, en una olla mediana, derretimos la mantequilla y una vez derretida, echamos la harina de avena y la leche y removemos muy bien con unas varillas para evitar que se hagan grumos. Cuando esté bien batida, condimentamos con sal marina, pimienta negra molida y nuez moscada al gusto. Con cuidado de no pasarnos y dejar la salsa demasiado salada. Es preferible echar poca cantidad y añadir poco a poco hasta conseguir el sabor deseado, que pasarnos de primera. Dejamos hervir removiendo a menudo hasta que espese. Reservamos.

Cambiamos las láminas de pasta por calabacín para reducir hidratos de carbono y que sea sin gluten

En esta ocasión, vamos a hacer la lasaña con láminas de calabacín en lugar de utilizar láminas de pasta. De esta forma, añadiremos más verdura a nuestro plato, reduciremos la cantidad de hidratos de carbono y a la vez, hacemos la versión sin gluten de esta receta.

Para preparar nuestras «láminas de lasaña», vamos a cortar el calabacín en láminas de medio centrímetro de grosor, de forma longitudinal, es decir, a lo largo del calabacín. Salpimentamos y las cocinamos vuelta y vuelta a la plancha hasta que estén doraditas. Reservamos hasta que vayamos a montar la lasaña.

Untamos con la mantequilla una fuente refractaria y echamos un poco de bechamel en el fondo. Comenzamos a disponer de las capas de la lasaña: láminas de calabacín, boloñesa de lentejas, bechamel, y de nuevo láminas de calabacín, boloñesa de lentejas y bechamel. Cubrimos la lasaña con el queso rallado y listo.

Tapamos el molde con papel de aluminio y metemos en el horno durante 20 minutos tapado. Pasados esos 20 minutos, quitamos el papel de aluminio y lo dejamos 10 minutos más hasta que nuestra lasaña de lentejas vegetariana quede dorada por arriba.

Sacamos la lasaña y servimos acompañada de una buena ensalada y dispondremos de un plato completo y nutritivo.

Si no tienes sidra, puedes usar vino tinto o blanco. Igualmente queda delicioso. Estos ingredientes le dan el toque diferenciador de sabor a nuestra lasaña boloñesa saludable.

Déjame tus comentarios

avatar
  Suscríbete  
Notificarme de

Send this to a friend