Bolitas energéticas de dátiles y coco

Hoy te traigo un snack super energético para los días que necesitamos un ‘extra de power’. Días en los que tenemos una actividad física fuerte, en los que entrenamos duro en el gimnasio o por ejemplo queremos llevarnos nuestro snack saludable a una caminata o ‘pateo’ con familia y amigos. Bolitas energéticas de dátiles y coco ¡son deliciosas!

Los dátiles son ricos en fibra y favorecen la eliminación de grasa y colesterol. Ayudan a mejorar el sistema digestivo, así que podemos utilizarlos para endulzar nuestros postres y comidas, evitando de este modo el azúcar refinada. Nos aportan una gran dosis de energía, así que cuidado y no nos pasemos con las cantidades, porque son bastante calóricos.

El toque diferente y saludable que tiene esta receta es la Chlorella, que te la presento hoy, ya que es la primera vez que la utilizo en mis platos. Es un alga con altísima cantidad de clorofila y proteína vegetal. Es conocida sobre todo por su capacidad para eliminar las toxinas del cuerpo, y entre sus increíbles propiedades está su capacidad de desintoxicación del hígado, los intestinos y la sangre. Es un auténtico superalimento.

Ingredientes de las bolitas energéticas de dátiles y coco

— 1 taza de dátiles naturales (los remojamos previamente unos 30 minutos)

— 1 taza de coco rallado

— 1 cucharada de chlorella

— 1/2 cucharada de stevia líquida (opcional ya que los dátiles son muy dulces)

— 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar

Nuestras bolitas energéticas de dátiles y coco, ahora a la cocina

Escurrimos los dátiles que hemos tenido previamente en remojo mínimos 30 minutos.

Añadimos todos los ingredientes en nuestra procesadora de alimentos o en una batidora potente y procesamos. Desenchufamos la procesadora y quitamos la cuchilla. Ten mucho cuidado con estos utensilios para no tener ningún accidente doméstico.

Una vez procesada nuestra mezcla, le damos forma de bola con las manos y reservamos. De esta forma tan fácil y rápida, tenemos nuestras bolitas energéticas de dátiles y coco preparadas para cualquier momento.

Con esta cantidad salen unas 10 bolitas de tamaño mediano (comprueba la dimensión en la foto comparada con mis manos).

Cobertura para nuestras bolitas energéticas

Podemos usar coco rallado, almendras molidas o semillas de calabaza o lino para cubrir a modo de topping las bolitas . Aquí puedes dar rienda suelta a tu creatividad.

Cómo conservar las bolitas energéticas

Para conservarlas, puedes envolverlas en film transparente y guardarlas en la nevera o incluso congelarlas y consumirlas cuando las necesites. Frías están más ricas aún.

Presta atención a las cantidades

Ojo con las cantidades, no te comas todas las bolitas de una sola vez, son muy calóricas y como mejor las podemos utilizar es a modo de dosis extra de energía para aquellos momentos que los necesitemos realmente, o incluso como merienda de media tarde si estamos fuera de casa o andamos justos de tiempo para hacernos cualquier otra merienda saludable.