-
Albóndigas de lentejas

Te dejo esta receta hoy domingo, que tenemos más tiempo para preparar comidas de la semana. Si no tienes tiempo o no tienes los ingredientes ahora, mañana temprano puedes ir a comprar los ingredientes y hacerlas. Te aseguro que están para chuparse los dedos. Albóndigas de lentejas con gofio de maíz (harina de maíz – millo – típica de Canarias). Unas albóndigas sin carne, para incluir en nuestros menús diarios, incluso para que los peques coman legumbres sin darse cuenta. Les encantará, ¡asegurado!

Comparto contigo esta receta de albóndigas de lentejas saludable muy fácil y rápida de hacer, esta vez acompañada con espaguetis de zanahoria. Están hechos con mi cortador de pasta «spiralizer«, un accesorio más que recomendado para hacer espaguetis con las verduras. Es este que te comparto aquí abajo:

 

Ingredientes de las albóndigas de lentejas

— 400 gramos de lentejas cocidas

— 1 cucharada de perejil picado. Si es fresco mejor, si no puede ser el seco a modo de especia

— 2 cucharadas de comino en polvo

— 2 huevos

— 120 gramos de gofio de maíz (harina de maíz canaria)

— Sal marina

— Aceite de oliva virgen extra

Nuestras albóndigas de lentejas, ahora a la cocina

Las lentejas pueden ser de bote, muy bien escurridas, o cocidas por ti. Trituramos las lentejas con un procesador de alimentos o batidora potente.

En un bol, mezclamos el puré de lentejas con los huevos, el gofio, la sal, el comino y el perejil. Amasamos hasta tener una masa homogénea. Podemos añadirle algún fruto seco picado una vez tengamos la masa bien integrada, como nueces, piñones, etc.

Le damos la forma redondeada a las albóndigas. Para evitar que se nos pegue la masa en las manos, me mojo las manos en vinagre antes de hacer las albóndigas. Es un truco que aprendí de mi madre cuando era pequeña. De este modo no se pegaba nada y la masa era muy fácil de manipular. Con estas cantidades, salen unas 15 – 20 albóndigas bien gorditas.

Una vez tenemos las albóndigas de lentejas formadas, podemos congelar las que no vayamos a usar y el resto las freímos en una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Le vamos dando la vuelta con ayuda de unas pinzas para que se cocine por todos los lados ¡y a disfrutar con la salsa y acompañamiento que más te guste!

Yo hice pasta de zanahoria con el spiralizer y le añadí mostaza diluida en agua para que sea más líquida, unas gotas de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sirope de agave para darle un toque dulce ¡el resultado es inmejorable!

Propiedades del gofio, uno de los ingredientes típicos en Canarias

El gofio es un alimento muy consumido por los pueblos indígenas, formado por harina tostada, en general de trigo o de millo (maíz). Apariencia similar a la harina blanca pero de color más oscuro o amarillento. La forma habitual de comerlo por esta zona es con leche o en platos como potajes, caldos, purés y postres. Es una mezcla de granos tostados y molidos a la piedra, a la que se le añade una pizca de sal.

Desde un punto de vista nutricional, se trata de un alimento muy rico en vitaminas (principalmente vitaminas del grupo B, como la B1, B2 y B2, además de vitamina C, A y D) y en minerales (como el hierro, calcio, magnesio, potasio, sodio y zinc). Aporta ácidos grasos omega 6 poli insaturados y aminoácidos y fibra. Por su alto contenido en sodio y potasio no resulta adecuado en pacientes con problemas en los riñones. Por todo esto resulta muy beneficioso para prevenir estreñimiento, control del colesterol y triglicéridos, adecuado para diabéticos, nutritivo y bajo en grasas.

También te puede interesar

Send this to a friend