-
Ensalada de remolacha manzana y nueces

Aquí te traigo esta idea de ensalada de remolacha, manzana y nueces. Puedes consumirla a cualquier hora, acompañando a tu porción de proteínas y de carbohidratos. Podrás disfrutar de una opción diferente, una mezcla de sabores muy particular, y los nutrientes de la remolacha y de la manzana.

La remolacha tiene un contenido muy alto en fibra, antioxidantes (nos da una pista su color morado) y ácido fólico. Combate el envejecimiento, previene la aparición de tumores cancerígenos, previene y mejora enfermedades urinarias, siendo depurativa y reduce la presión arterial. La remolacha es rica en hierro y vitamina C, por lo que es ideal contra la anemia.

Por su parte, la manzana es «la fruta por excelencia para la salud». Es alta en vitamina A, B y C y antioxidantes, fibra y potasio. Ayuda a controlar el colesterol y regula el tránsito intestinal.

Después de estos beneficios, ¡no nos podemos resistir a combinarlas y sacar lo mejor de estos alimentos en forma de esta deliciosa ensalada de remolacha, manzana y nueces. Es muy fácil y rápida de hacer ¡y súper saludable!

Pero, ¿fruta por la noche? ¿hidratos después de las seis de la tarde? ¡Claro que sí! No vas a engordar si comes fruta de postre o de noche, tampoco si consumes carbohidratos después de las seis de la tarde. Aliméntate siempre de forma consciente y dándole a tu cuerpo alimentos que te nutran y te hagan sentir satisfecho/a.

Ingredientes para la ensalada de remolacha, manzana y nueces

Esta es la lista de ingredientes que debes tener a mano para preparar 2 raciones de esta deliciosa ensalada.

— 1 manzana pink lady (puedes utilizar la variedad de manzana que más te guste)

— 1 remolacha cocida

— 100 gramos de brotes de lechuga, canónigos o la variedad de lechuga que más te guste

— 2 puñado de nueces naturales

— Aceite de oliva virgen extra

— Vinagre de manzana

— Pimienta negra molida

— Sal marina

Ahora a la cocina

Lavamos muy bien, picamos y escurrimos la lechuga y la servimos como base de nuestro plato.

Pelamos y troceamos la remolacha previamente cocida, en cubos de aproximadamente 1 o 2 centímetros de grosor. La añadimos sobre la capa de lechuga.

Lavamos, descorazonamos y troceamos la manzana y la cortamos en cubos de igual grosor que hemos cortado previamente la remolacha y la añadimos a la ensalada. No le quites la piel a la manzana, le darás un extra de fibra a la ensalada.

Picamos las nueces y las espolvoreamos por encima.

Aderezamos con aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana, pimienta negra molida y sal marina al gusto ¡y a disfrutar!

También te puede interesar

Send this to a friend