Galletas de quinoa y avena

Galletas de quinoa y avena, no necesitan más presentación, son ¡demasiado buenas. Unas galletas perfectas para toda la familia, y te aseguro que los más pequeños de la casa las amarán.

Ingredientes de las galletas de quinoa y avena

— 1 taza de quinoa cocida (ahora les explico cómo tienen que cocer la quinoa)

— 1 taza de avena

— 1 huevo

— 1/4 taza de mantequilla de maní o de cacahuete

— 1/4 taza de aceite de coco

— 3 sobres de stevia o endulzante de preferencia. Si es para los niños pueden cambiar la stevia por 2 cucharadas de miel

— Una pizca de sal marina

— 1/2 cucharadita de esencia de vainilla

— Chispas de chocolate sin azúcar

Nuestras galletas de quinoa y avena, ahora a la cocina

Antes de nada, tenemos que cocer la quinoa, para ello es muy importante remojar la quinoa durante toda la noche en agua con un chorrito de vinagre blanco. Esto se hace, para que la quinoa suelte todos los antinutrientes y la saponina, que es una sustancia tóxica para los humanos, además ser causante de su sabor amargo. Al día siguiente, tiramos ese agua y enjuagamos muy bien de nuevo la quinoa para que elimine los restos del agua en la que ha estado remojándose toda la noche.

Cuando tengamos la quinoa bien enjuagada, procedemos a cocerla del mismo modo que cuando hacemos arroz; por cada taza de quinoa, echamos 2 tazas de agua en una olla. Tapamos la olla y dejamos cocer a fuego lento hasta que se evapore el agua. Como vamos a utilizarla para hacer un dulce, vamos a cocerla solo con el agua, sin echarle ningún aroma, sal, saborizante o aderezo adicional.

Ahora que tenemos la quinoa cocida, manos a la obra con las galletas saludables. En un bol mezclamos y removemos bien con una espátula todos los ingredientes menos las chispas de chocolate. Cuando la masa esté uniforme y bien mezclada, hacemos con ayuda de dos cucharas, o con las manos, la forma de las galletas y le ponemos a cada galleta, dos o tres chispas de chocolate. Puedes ponerlas, o bien sobre una bandeja de horno engrasada, o con papel vegetal o con bandeja de silicona que no se pega, es reutilizable y no genera residuos:

 

Las metemos en el horno ya precalentado a temperatura media, unos 30 – 40 minutos, hasta que estén doraditas. Ve chequeando constantemente porque cada horno es diferente. Y a disfrutar de estas maravillosas galletas.