Muffins salados, aprende a cocinar una cena perfecta

muffins salados

La cena es ese momento del día en el que más fallamos a la hora de cuidar nuestra alimentación. Tras un largo día de trabajo es muy probable que no te apetezca cocinar, o solo quieras comida rápida, con la correspondiente llamada al repartidor a domicilio. Para evitar que caigas en esas tentaciones y puedas cenar comida de calidad, sabrosa y fácil de hacer y digerir por la noche, voy a enseñarte la receta para que aprendas a preparar estos muffins salados, la cena perfecta.

Ingredientes para los muffins salados

— 3 huevos frescos ecológicos Bio Organic
— 2 latas de atún al natural
— 1/2 cebolla blanca
— 1/4 pimiento verde
— 1/2 calabacín redondo
— 1/2 zanahoria
— 1/4 cucharadita de pimienta negra molida
— Una pizca de sal marina
— 1/2 cucharadita de orégano
— 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra


Nuestra cena saludable, ahora a la cocina

  1. Lavar, pelar y picar en cuadritos pequeños todas las verduras. 
  2. Calentar una sartén con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y cocinar las verduras en este orden: 

2.1) Cebolla picada; cocinar durante unos minutos hasta que esté transparente. 

2.2) Añadir el pimiento y la zanahoria; cocinar durante unos minutos hasta dorar. 

2.3) Añadir el calabacín picado; cocinar durante varios minutos hasta que el sofrito esté bien dorado y reservar. 

  1. Escurrir las latas de atún al natural y reservar. 
  2. Cascar y verter en un bol grande, tres huevos frescos ecológicos y batir con un poco de sal marina. 
  3. Añadir al bol el atún escurrido y el sofrito de verduras.
  4. Mezclar hasta que todos los ingredientes estén bien impregnados del huevo y verter la mezcla en moldes de silicona de muffins o cupcakes.
  5. Calentar el horno a 200 ºC e introducir el molde con los muffins salados. Hornear durante 20 minutos o hasta que los muffins estén dorados y compactos.
  6. Sacar del horno, desmoldar y finalizar nuestra cena saludable con orégano espolvoreado por encima.

Algunas variantes

En lugar de moldes individuales para muffins o cupcakes, puedes utilizar un único molde cuadrado o circular para tartas, de modo que el resultado será como un pastel, cortando las porciones individuales al servirlas.

Te recomiendo utilizar moldes de silicona, puesto que la mezcla no se te pegará a los bordes y serán más fáciles de desmoldar.

Puedes añadir un poco de queso mozzarella rallado por encima justo antes de introducir los muffins salados en el horno. 

Prueba a sustituir el atún por otra proteína como el pollo asado o cocido, tofu, etc. También, puedes variar las verduras por las que más te gusten, o bien las que tengas en casa en ese momento.

Si además acompañas tus muffins salados de una buena ensalada, tendrás una cena o almuerzo perfectos, saludables y nutritivos.

Proyecto ‘Cada Lenteja con su Pareja’

Esta receta forma parte del proyecto audiovisual de recetas saludables y nutrición ‘Cada Lenteja con su Pareja’ de diariodeavisos.com con la colaboración de supermercados Lidl en Canarias.