-
pan integral sin horno a la sartén

En estos días grises de cuarentena, mejor que salir a comprar el pan, por responsabilidad, es quedarse en casa. Por eso te propongo hacer tu propio pan, incluso, aunque no tengas horno. La receta es de mi amiga Anna Recetas fáciles, que es una crack del pan, pero yo como me puede lo saludable la he adaptado para que sea integral. Los ingredientes para este pan integral sin horno puedes encontrarlos casi en cualquier supermercado y los puedes comprar a granel, para hacerlos las veces que quieras.

Ingredientes del pan integral sin horno

— 150 ml de agua a temperatura ambiente
— 5 gramos de levadura seca de panadería
— 1/2 cucharadita de sal marina
— 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
— 250 gramos de harina de espelta integral

Nuestro pan en cuarentena, ahora a la cocina


Echar 150 ml de agua a temperatura ambiente en un bol.

Añadir 5 gramos de levadura seca de panadería.

Añadir 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Siempre debe ser aceite de oliva virgen extra, pues es el aceite de mejor calidad, que ha sido prensado en frío y está mínimamente procesado. Es el que mantiene intacta todas sus propiedades.

Remover y disolver todo bien.

Añadir al bol 250 gramos de harina de espelta integral y 1/2 cucharadita de sal marina.

Mezclar con la espátula hasta que ya no puedas más y luego amasar con las manos. Cuando ya esté más o menos mezclada pasa a amasar sobre la mesa.

Echar un poco de harina sobre la encimera para que no se pegue y amasa durante 5 minutos. Si se te pega mucho en las manos puedes echarte un poco de aceite de oliva. Finalizar haciendo una bola con la masa.

Untar un poco de aceite de oliva en otro bol limpio y poner la bola con la masa dentro.

Tapar el bol con film transparente y dejar reposar durante 2 horas para que la masa fermente y duplique el volumen.

Pasadas las dos horas, sacar y dividir la masa en 6 porciones iguales para que salgan 6 panecillos.

Echar un poco de harina sobre una bandeja de horno para poner ahora los panecillos. No vamos a hacerlos al horno, solo vamos a dejarlos reposar ahí otros 30 minutos.

Hacer una bolita con cada pan integral y ponerlos sobre la bandeja de horno.

Aplastar un poco los panecillos y dejarlos reposar durante 30 minutos tapados con un paño de cocina.

Ahora le toca el turno a la sartén

Calentar una sartén y echar un poco de harina. La temperatura de la sartén será media-suave. Si la vitrocerámica es de 10, por ejemplo puedes ponerla en el 3 o 4 para que no se queme. Dependerá de la potencia de tu vitrocerámica. Si es necesario puedes subirle un poco más pero nunca más de 5 porque se quema ¡mucho cuidado!

Echar el pan de espelta y tapar la sartén. Al estar tapada, simula un horno.

Cocinar el pan integral sin horno durante 10 minutos.

Destapar y dar la vuelta a los panes y volver a cocinar tapada durante otros 10 minutos.

Comprobar que los panecillos están bien dorados y bien cocinados por los bordes y sacar de la sartén.

Dejar enfriar los panes sobre una rejilla. Puedes hacer toda la cantidad de pan integral sin horno a la vez y si no te los comes en el momento, una vez que se enfríen puedes congelarlos para consumirlos otro día ¡Quedan deliciosos!

0/5 (0 Reviews)

Te puede interesar