Pechuga de pollo asada con calabacín a la plancha

Almorzando por aquí. Hoy me he hecho esta deliciosa y saludable pechuga de pollo asada con calabacín a la plancha. Comprobarás que es posible comer pollo sin morir de aburrimiento.

Ingredientes de la pechuga de pollo asada

— 2 pechugas de pollo

— 1 calabacín grande o 2 pequeños

— 1/2 taza de vino blanco

— Aceite de oliva virgen extra

— Sal marina o sal rosa del Himalaya

— Pimienta negra molida

— Ajo en polvo

— Cebolla en polvo

— Perejil

Nuestra pechuga de pollo asada, ahora a la cocina

Comenzamos preparando nuestra pechuga de pollo. Apara ello, limpiamos bien las pechugas enteras y las sazonamos con sal marina, perejil, ajo y cebolla en polvo. Si tenemos bastante tiempo, las podemos dejar sazonando unas horas para que se impregnen bien los aromas y sabores. Muy importante: siempre que dejamos carne sazonando, debe estar en la nevera para que se conserve bien y no se deteriore.

Echamos un poquito de aceite de oliva virgen extra en el fondo de un molde para horno, y ponemos encima las pechugas de pollo. Las bañamos con el vino blanco, lo removemos todo bien para que se le mezclen todos los ingredientes, tapamos el recipiente con papel de aluminio y lo llevamos al horno unos 30 minutos a temperatura media.

Pasados los 30 minutos, quitamos el papel de aluminio y lo dejamos dorar. Damos la vuelta y doramos del otro lado, y listo.

Para hacer el calabacín, lo lavamos muy bien y lo hacemos rodajas de un centímetro de ancho como máximo. Echamos sal marina y pimienta negra molida y lo llevamos a la sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra en el fondo. Lo dejamos dorar, sin tapar, a fuego bajo y cuando esté dorado de un lado, le damos la vuelta hasta dorar del otro lado.

Para servir nuestra pechuga de pollo asada, cortamos el pollo en rodajas y echamos un poco del jugo del vino blanco por encima. Te chuparás los dedos. Acompañamos con el calabacín en rodajas. Un almuerzo saludable, delicioso y bajo en calorías.

Si quieres añadir carbohidratos a este plato, puedes acompañarlo con arroz cocido, patata o batata asada o una rebanada de pan integral de calidad.