-
Pizza caprese con base de quinoa

¿Cenamos pizza? ¡Sí por favor! Pero una versión totalmente saludable, deliciosa y fácil de hacer: Pizza caprese con base de quinoa. No dudes en hacerla. Te paso receta para que mañana o el fin de semana, sea tu cena o almuerzo en casa. Las cantidades indicadas en la receta son para hacer una pizza para 2 personas.

Ingredientes de la pizza caprese con base de quinoa

Para la base:

— 3/4 taza de quinoa sin cocer

— 1/4 taza de agua

— 1 cucharadita de polvo de hornear o levadura en polvo

— 1/4 cucharadita de sal marina

— 4 cucharadas de harina de garbanzo. Esta harina es sustituible por harina de almendras, avena o la que prefieras

Para el topping:

— 3 cucharadas de salsa de tomate

— 1 tomate natural mediano

— Mozarella de buffala, unos 150 gramos

— Hojas de albahaca natural

— Orégano

Nuestra pizza caprese con base de quinoa, ahora a la cocina

Dejamos remojando la quinoa durante toda la noche, o al menos durante 8 horas. Pasado ese tiempo, la enjuagamos muy bien y la escurrimos. Una vez lista la quinoa, echamos en una licuadora todos los ingredientes de la base y los licuamos hasta que tengamos una masa uniforme y espesa. No como para manejarla con las manos, pero sí para que quede consistente cuando vayamos a echar la base de la pizza en la bandeja. 

Precalentamos el horno a 180 – 200 °C por arriba y abajo.

En una bandeja de horno, ponemos encima papel vegetal y lo engrasamos con aceite de oliva virgen extra. Vertimos la masa haciendo la forma de la base de forma circular y con grosor a mitad de un dedo, que quede finita y crujiente. La metemos en el horno en la parte baja durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, sacamos la bandeja y damos la vuelta a la base de pizza y metemos otros 10 minutos más en el horno.

Sacamos del horno la base de la pizza y disponemos el topping. Yo usé en esta ocasión base de salsa de tomate, 1 tomate natural en rodajas, mozarella de buffala en rodajas, hojas de albahaca y orégano.

Volvemos a meter la pizza en el horno en la parte mas alta y horneamos otros 5 – 10 minutos o hasta que veamos que empieza a dorarse como a ti más te guste.

Servimos y disfrutamos de esta pizza saludable. Un capricho sin culpas, opción vegetariana y altamente saludable. Ya me contarás.

También te puede interesar

Send this to a friend