Tarta de queso saludable con mermelada de fresa

Tarta de queso saludable

Dulce tentación para el fin de semana. Comparto contigo esta receta para hacer una versión más saludable y “fit” del conocido cheesecake. Una deliciosa tarta de queso saludable con mermelada de fresa y base de harina de avena.

Es un postre saludable, pero alto en calorías, por lo que controla las cantidades si tu objetivo es reducir peso. No es un snack o merienda para comer a diario, sino para darnos un capricho saludable de vez en cuando.

Ingredientes de la tarta de queso saludable

Para la base:

— 3/4 taza de harina de avena. Puedes añadirle de forma opcional una cucharada de cacao en polvo sin azúcar para darle toque de sabor a chocolate.

— 2 + 1/2 cucharadas mantequilla de maní o de cacahuete sin azúcar

Para la crema de queso:

— Tarrina de queso crema light (0%), de 300 gramos

— 120 gr queso crema batido 0%

— 3 sobres de stevia

— 2 cucharadas de harina de almendras. Puede ser de avena también.

— 1 cucharadita de levadura en polvo o polvo de hornear

— 1 huevo + 2 claras

Nuestra tarta de queso saludable, ahora a la cocina

Comenzamos haciendo la base. Para ello, mezclamos todos los ingredientes indicados como base en la receta, hasta obtener una pasta y la colocamos en el fondo de los moldes de nuestra tarta.

Si tienes, utiliza moldes de silicona, que son perfectos para el horno, y evita que se pequen los alimentos. Si no tienes, pon papel de horno para evitar que se pegue.

 

Precalentamos el horno a 180 grados.

Comenzamos con la elaboración de la crema de queso. Para ello, en un recipiente ponemos el queso crema y el queso batido, las 2 cucharadas de harina de avena y el huevo con las claras ya batidos.

Mezclamos para que queden todos los ingredientes bien integrados y añadimos la stevia.

Echamos la mezcla sobre la base de la tarta ya dispuesta previamente en los moldes. No cubras los moldes hasta el borde de arriba, porque la tarta al hornearse, sube un poco debido a que contiene harina y levadura. No sube mucho, pero tenlo en cuenta.

Horneamos nuestra tarta de queso saludable durante 30 – 40 minutos, dependiendo de nuestro horno. La sacamos del horno y esperamos a que se enfríe.

Podemos echarle por encima mermelada de fresa sin azúcar o del sabor que más nos guste y llevamos a la nevera para que se cuaje bien y se enfríe.

Con las cantidades indicadas en la receta salen 8 o 9 mini tartas utilizando moldes de muffins o cupcakes.