Cinco cosas que hacer para ahorrar en la comida de Navidad

Tiempo de lectura aproximado: 3 minutos

Una parte importante de nuestro presupuesto navideño lo destinamos a la compra de alimentos para las comidas y cenas con amigos y familiares. Y aunque este año las restricciones que todos debemos cumplir por responsabilidad limitan el número de invitados que podemos sentar a nuestra mesa eso no impedirá que el bolsillo se resienta, como cada año. Para evitarlo vamos a enumerar cinco cosas que puedes hacer que te ayudarán a ahorrar en el supermercado a la hora de hacer la compra. 

Planifica el menú navideño

Es lo más importante para ahorrar en la comida de Navidad. Dedica tiempo a diseñar el menú e intenta involucrar a todos los invitados para evitar las sorpresas y las improvisaciones de última hora. Planifica qué vas a comer cada día, las recetas y lista de ingredientes y cuántas personas estarán en la mesa. Compra solo lo que vas a necesitar. 

Haz la lista de la compra

Una vez planificado el menú prepara la lista de la compra y no te salgas de ella. Las compras por impulso sin una lista previamente definida son las que encarecen la cesta. Si lo tienes en cuenta, conseguirás ahorrar en la comida de Navidad.

No te olvides de llevar las bolsas de casa para no comprar nuevas y así aparte de evitar ese gasto adicional cuidas el medio ambiente.


Compra con antelación

Los ingredientes más típicos de estas fiestas tienden a subir de precio a medida que nos aproximamos a las fechas clave. Si compras con suficiente antelación tendrás margen para tomar las mejores decisiones de calidad y precio. 

Haz hueco en el congelador y adelanta la compra de los alimentos que puedan mantenerse congelados como las carnes y los pescados. También podrás adelantar la elaboración de algunos platos o partes de algún plato, como guarniciones, para no darte el atracón de cocinar el último día.  

Desata al chef que llevas dentro

Cocinar para tus invitados es gratificante, te permite elegir opciones más saludables del agrado de todos y mientras ahorras dinero. Siempre es más barato comprar los ingredientes por separado y cocinar que encargar la comida hecha. Comparte momentos en la cocina con familiares y amigos y disfruta de su compañía. A los más pequeños les encantará esta experiencia.

Compra barato aprovechando los descuentos en aplicaciones

Revisa las ofertas y promociones que ofrecen los supermercados en sus aplicaciones móviles y folletos. Si planificas con tiempo el menú podrás sacarles mucho partido.