Cómo hacer batidos con frutas y verduras

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Si te gusta mi contenido, ayúdame dejando tu valoración. Me motivarás mucho a seguir esforzándome en crear contenido gratuito con el que ayudar a más personas.

Los batidos o smoothies son deliciosos, te sacian, te hidratan, te aportan energía y te ayudan a aumentar tus raciones diarias de fruta y de verdura. Pero tomar un batido no siempre tiene que ser saludable. De hecho, dejará de serlo si en lugar de frutas y verduras utilizas como ingredientes azúcar, siropes, helados o chocolates azucarados, por lo que deberás siempre seguir estos consejos para su preparación. Aprendemos hoy a hacer batidos con frutas y verduras muy saludables y saciantes.

En primer lugar, debes tener en cuenta que es mucho mejor hacerlos en una batidora que en una licuadora o extractor. Esto es porque batiendo la fruta y la verdura te tomarás también su fibra, pero si haces zumo en una licuadora la estarías eliminando.

Para que tus batidos sean saludables, ricos y apetecibles también debes tener en cuenta estos consejos:

** Añade una pieza de fruta para aportar dulzor y sabor a tu batido. Elígelas siempre de temporada porque te proporcionan los nutrientes que tu cuerpo necesita en cada época del año. Varíalas a diario: plátano, piña, papaya, fresas, arándanos, melón, pera, manzana… 

** Suma un plus de nutrientes añadiendo verduras y hojas verdes. No te preocupes, apenas lo notarás en el sabor. Las más típicas son las espinacas, las acelgas, el apio o la lechuga. El pepino le dará algo de sabor pero mucha frescura. Quítale la piel y elimina las pepitas para que no te caiga pesado. La calabaza, la zanahoria y la remolacha le darán un toque más dulce aún. Si optas por la calabaza y la remolacha las tendrás que cocinar previamente. La zanahoria la puedes tomar cocinada o rallada en crudo.

Ahora a por los extras para tu batido saludable

** A continuación, una base líquida sin azúcar. Puede ser leche semidesnatada, yogur o kéfir. Si prefieres que tu batido sea sin lácteos utiliza bebidas vegetales sin azúcar, como la de almendras, la de avena, de arroz o de soja. Puedes hacer tu batido más ligero y refrescante si usas agua de coco. 

** Hazlo más cremoso y saciante añadiendo una grasa saludable. Prueba con el aguacate, el coco rallado, los frutos secos, las semillas o la mantequilla de cacahuete. Verás que no vuelves a tener hambre pasadas muchas horas.

** Puedes terminar con un extra de sabor si utilizas canela molida, stevia, cacao puro, vainilla, jengibre o té matcha. O incluso hierbas aromáticas como la hierba buena.

Ahora tira de imaginación y atrévete a probar diferentes combinaciones de smoothies con verdura muy nutritivas y de temporada como estas: 

  • Piña, espinacas, aguacate, hierbabuena y agua de coco.
  • Fresas, remolacha, anacardos, stevia y yogur.
  • Plátano, kiwi, lechuga, semillas de chia y leche de avena.
  • Papaya, apio, aguacate, jengibre y leche semidesnatada.
  • Plátano, calabaza, coco rallado, vainilla y leche de almendras.