Cómo puedes reforzar tus defensas de forma natural

Tiempo de lectura aproximado: 3 minutos

Como escribiera el general Sun Tzu en El arte de la guerra, siempre “la mejor defensa es un buen ataque”. En esta época en la que debemos reforzar nuestro sistema inmunitario podemos armarnos mejor con una buena alimentación, ejercicio físico, gestionando el estrés y mejorando la calidad de nuestro sueño. Y si añades a diario alguno de estos alimentos además aumentarás tus defensas de forma natural.

** El jengibre es una de las mejores especias para eliminar toxinas de tu organismo. Es un antiinflamatorio natural que ayuda a aliviar los síntomas de los resfriados y de las gripes y a reducir el dolor en personas con artritis reumatoide. Estimula el sistema inmunitario, mejora las digestiones y alivia las náuseas. Puedes rallarlo y darle un sabor oriental y picante a tus platos o tomarlo infusionado con agua o té con limón.

** Los ácidos grasos Omega 3 tienen gran poder antiinflamatorio, ayudan en la función cerebral y en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Los alimentos con mayor cantidad de Omega 3 son el pescado azul, como el salmón, el atún, las sardinas o las caballas. También está en los frutos secos y en las semillas de chía y de lino. 


Más alimentos para reforzar tus defensas

** Los ajos y las cebollas contribuyen a estimular tus defensas y a prevenir infecciones. Ayudan al organismo a protegerse de muchos virus y bacterias reforzando el sistema inmune, aliviando la inflamación y actuando como antibiótico natural. Actúan también sobre la presión arterial y la glucemia. Recupera recetas clásicas y utiliza estos ingredientes como base de tus comidas.

** Los frutos rojos son ricos en antioxidantes y en vitamina C que te ayudan a reforzar tus defensas y tu sistema inmune, previenen infecciones e inflamaciones, ayudan a evitar resfriados, alergias y a combatir sus síntomas. Los más comunes son la granada, los arándanos, las fresas y las moras. Haz batidos con ellos o añádelos de topping a tu yogur.

** Los yogures y los alimentos fermentados como el kéfir, el chucrut o la kombucha potencian tus defensas de forma natural. También reconstruyen la flora intestinal que es muy importante para tener un sistema inmunitario fuerte en caso de que hayas estado tomando antibióticos. Que el yogur y el kéfir formen parte de tu desayuno, el chucrut de tus ensaladas y la kombucha como alternativa saludable a los refrescos.